TRENDING

miércoles, 20 de agosto de 2014

EL CALOR - FACTOR EN CONTRA DE NUESTRAS MASCOTAS

Con la llegada del verano, el  calor es uno de los principales factores en contra para nuestras mascotas, ya que tanto perros como gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos.


Perro con calor

Nuestras mascotas no tienen glándulas sudoríparas. Los perros eliminan el calor a través del jadeo y del sudor que expulsan por las almohadillas de las patas y por las zonas con poco pelo, como puede ser la barriga. Los gatos mantienen una temperatura lamiéndose y manteniendo el pelo liso, con la saliva depositada en el pelo.

A parte de la temperatura que surge en verano, hay sitios que propician calor a nuestras mascotas como son espacios reducidos o con mal ventilación (coche, habitación, balcón, transportín…).


Nunca dejar encerrado en coche


Las mascotas que son más propensos a tener calor, son los cachorros y los de avanzada edad. También influye en el color de su pelo, ya que los de color oscuro son más propensos a tener calor que los de color claro.


Los síntomas que tienen nuestras mascotas ante un golpe de calor son los siguientes: Pereza y sin ganas de moverse – respiración rápida y costosa – temblores musculares e incluso llegando a tener vómitos – ritmo cardiaco más rápido – se tambalean al levantarse...

Si no les tratamos a tiempo cuando observamos que nuestra mascota tiene alguno de los síntomas anteriormente descritos puede llegar a tener : manchas de sangre en la piel- hemorragias gastrointestinales – insuficiencia renal – edema cerebral – fallo de algunos órganos...

Si vemos que nuestra mascota sufre un golpe de calor tenemos que tratarlo de inmediato, llevandolo urgente al veterinario. Si por diferente motivos no podemos llevar a nuestra mascota al veterinario, tenemos que intentar bajar la temperatura corporal del animal. Llevándolo a un sitio fresco y aplicarle frio así intentaremos refrescar la sangre que va hacia su cerebro y bajaremos la velocidad de la respiración.

Si en ese momento podemos tener un chorro de agua, meteremos a nuestra mascota debajo del agua, intentando que beba agua o humedecerle la boca, nunca obligarle a beber, el mismo será quien poco a poco vaya bebiendo ya que igual al principio sea incapaz de beber. Cuando observemos que la respiración se ha normalizado podemos quitarlo del agua.

Nunca debemos de envolver a nuestra mascota en toallas húmedas, ya que el calor sube en vez de salir. Al igual que nunca utilizar agua muy fría ya que le podemos dañar el cerebro con el cambio tan brusco de temperatura.

Para que nuestra mascota no sufra un golpe de calor en esta época de verano; tenemos que darle de beber regularmente y evitar que se deshidrate. No darle de beber agua caliente, y mucho mejor si bebe en pocas cantidades.

Nunca dejar a nuestras mascotas encerradas en un coche. Tampoco dejarlo encerrado en una habitación que no tenga ventilación. Sacarlos a pasear en momentos que no haya tanto calor y evitar que haga mucho ejercicio.

El calor es un factor también importante para que nuestras mascotas tiendan a perder el apetito. El calor es el culpable de que nuestros animales coman menos que en otras épocas del año. Al igual que nos pasa a las personas, cuanto mas calor menos ganas tenemos de comer y de movernos.

Necesidad de beber
 Como yo he podido observar, me imagino que ustedes habréis visto que el cuenco que le ponemos y que se come habitualmente, en épocas de verano lo suele dejar a medias. En verano, es mejor darle la comida a nuestras mascotas  por la noche evitando las horas de mas calor, de esa forma podemos comprobar que lo devora.

Una cosa MUY IMPORTANTE es que nuestras mascotas tengan siempre agua fresca a su disposición de esa forma evitaremos que no se deshidrate.
 

Copyright © Belenuka 
 Foto Por Cortesía:vetescorial / ooche813
Te invitamos a visitar:
Red de Blogs "GRUPO LM"
      POLÍTICA   FOTOS GRATIS    MEGA MOTOR

Suscríbete por Mail:

Blogs GRUPO LM

Publicar un comentario

Suscripción a Newsletter

Seguidores

 
Back To Top